Polideportivo

article title

El insaciable hombre de las nieves

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Uno de los deportistas más en forma del mundo en la actualidad es el noruego Johannes Høsflot Klæbo, especialista en esquí cross country. Klæbo, que a sus 21 años puede convertirse en Pyeongchang 2018 en el campeón olímpico más joven en la historia de su modalidad, ha empezado la temporada con seis victorias en otras tantas pruebas, a las que hay que añadir dos de la temporada pasada.

El noruego cerró la pasada Copa del Mundo venciendo los 15 Km clásico y 15 Km libre (persecución) en Québec City y ha comenzado ésta con victorias en los sprints de Ruka (estilo libre), Lillehammer (estilo clásico) y Davos (libre), los 15 Km clásico y 15 Km libre (persecución) de Ruka y el skiatlón (15 Km clásico + 15 Km libre) de Lillehammer. Es decir, ocho victorias consecutivas por calendario, interrumpidas no por perder sino por no participar en los 15 Km estilo clásico de Davos.

Hasta la irrupción de Klæbo los récords de victorias consecutivas en Copa del Mundo de cross country los tenía Marit Bjørgen, que ganó siete carreras seguidas en 2015 (dos de ellas en etapas del Tour de Ski con hándicap a favor) y las cuatro primeras de la temporada 2010.

En las otras de las disciplinas olímpicas del esquí (alpino, combinada nórdica, esquí libre, saltos y snowboard) solo hay una racha superior y estos son sus récords.

Alpino (8 victorias consecutivas)

La mejor racha en esquí alpino la tiene Vreni Schneider. La suiza empezó la temporada 1988/89 como vigente  campeona olímpica de slalom y gigante y entre diciembre de 1988 y enero de 1989 logró ocho victorias seguidas, como Klæbo, en seis estaciones diferentes y en tres modalidades distintas con la siguiente secuencia: slalom, combinada, gigante, slalom, slalom, gigante, gigante y slalom.

El récord masculino sigue en poder del francés Jean Claude Killy desde que en la temporada inaugural de la Copa del Mundo, 1967, Killy encadenase seis victorias en dos ocasiones diferentes.

Combinada nórdica (6 victorias consecutivas)

El hombre con más victorias individuales (48) y en total (53) en la historia de la Copa del Mundo también tiene el récord de triunfos seguidos. En 2006, en el tercero de sus cuatro Globos de Cristal, el finlandés Hannu Manninen ganó seis veces seguidas sin importar la distancia en esquí cross country (se impuso en carreras con 7,5 Km, 10 Km y 15 Km) y sin importar el punto de partida en saltos (venció saltando desde la cota 96m, 100m y 134m).

Esquí libre (4 victorias consecutivas)

Tres esquiadores comparten el récord aunque, sin duda, el que más mérito tiene fue la primera en lograrlo, la suiza Conny Kissling que, en enero de 1985 entre Mont Gabriel y Lake Placid ganó en cuatro modalides diferentes: aerials, combinada, moguls (baches) y big air.

Después igualaron a Kissling, los estadounidenses Ellen Breen en febrero de 1993 y Jonny Moseley en diciembre de 1997, ambos en la estación francesa de La Plagne y ambos favorecidos por el calendario que les permitió competir cuatro veces seguidas en la misma modalidad, Breen en big air y Moseley en moguls.

Saltos (10 victorias consecutivas)

El récord en pruebas masculinas es de seis desde que Janne Ahonen lo consiguiera en 2006 coincidiendo sus tres últimas victorias con las tres primeras pruebas del Cuatro Trampolines. Al finés le igualaron los autriacos Thomas Morgenstern (diciembre de 2007) y Gregor Schlierenzauer (principios de 2009).

Pero en 2011 por fin se creó la Copa del Mundo femenina donde la gran dominadora es la japonesa Sara Takanashi, con 52 victorias, cuatro Globos de Cristal y el récord de victorias consecutivas no solo en saltos de esquí sino en una Copa del Mundo de cualquier modalidad olímpica del esquí. Takanashi ganó en Nizhny Tagil (Rusia) la última competición de 2015 y empezó 2016 venciendo en Sapporo (dos veces), Zao (dos), Oberstdorf (dos), Oslo y Hinzenbach (dos) hasta que fue derrotada en Ljubno (Eslovenia) por la local Maja Vtič.

Snowboard (4 victorias consecutivas)

La francesa Karine Ruby, ganadora de 19 Globos de Cristal entre todas las modalidades, enlazó en dos ocasiones cuatro triunfos. La primera fue entre 1995 y 1996 al vencer en un slalom, dos gigantes y un slalom parelelo entre las estaciones de Bardonecchia y La Bresse. Y dos años después se igualó a sí misma ganando dos gigantes y dos slalom paralelos entre Grächen (Suiza) y Linz (Austria).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados